La nacionalidad no suena señor.

La nacionalidad no suena señor.

– Es una orquesta rusa… ¡Vaya!, una maravilla.

-¿ La has escuchado alguna vez?

– ¡No hombre!, pero ¡Son rusos! así que, son maravillosos.

No sé cuántas veces habré escuchado un diálogo parecido a este  en mi vida. Suponer que por el solo hecho de haber nacido en un determinado país, esto te convierte en garantía de calidad, es más común de lo que creemos.
(más…)

X